Panfleto revoltoso por Honduras

Gabriel Impaglione
29.Ago.09 :: Opinión

La elegante marcha blanca, casta, duchada y bien peinada, oliendo a democracia esterilizada a buen gusto de salón rococó y viajes a Miami da gritillos: no-es-golpe-es-transición.



Míster Llorenetti, de la triste gusanera saltó con fueros imperiales hasta Honduras. Hizo y deshizo según las normas reales y de alcahuete de unos y de otros pasó a conspirador en nombre de las justas causas de los ricos.

Que lo diga Isis Obed Murillo Mencias, diecinueve años, muerto en Toncontín de un balazo made in USA.

Míster Peleletti, simio mayor del zoo, vitalicio de los cargos sacros de la patria, o sea prehistórico empleado del pueblo que al pueblo arrasa con gas y escopeta.

Que lo diga Gabriel Fino Noriega, por llamar al pan pan y al golpe golpe, siete balazos.

Míster Velasquetti, simio armado de filoso garrote educado en la mejor tradición imperial, como todo el zoo cena de su constitución y su democracia.

Que lo diga Ramón García, que en Santa Bárbara fue acribillado.

Su excelencia republicana Mackeletti cenador habitué de Mc Misil, en la misma Tierra de Morazán, herida de fascismo, dijo: la democracia es cosa sagrada para los pueblos.

Que lo diga Roger Iván Bados, luchador social, asesinado en San Pedro Sula, a balazos.

Los proto humanoides de cabezas de hierro se lamentan en casa de andar matando a sus vecinos.

Que lo diga Vicki Hernández Castillo, que en San Pedro Sula, fue torturado y muerto de un balazo.

La elegante marcha blanca, casta, duchada y bien peinada, oliendo a democracia esterilizada a buen gusto de salón rococó y viajes a Miami da gritillos: no-es-golpe-es-transición.

Que lo diga Pedro Magdiel Muñoz, veintitrés años, torturado, asesinado en El Paraíso.

La policía que de hambre y miseria también sabe por cinco monedas garrotea niños, violenta mujeres, le parte la cabeza a los conocidos.

Que lo diga el cadáver del hombre de La Montañita, Tegucigalpa. Allí también se mataba gente en los ochenta.

Y todos los aparecidos que blanden espada de castidad y decencia en nombre del pueblo al que desaparecen?

Y los graves intelectuales sin sintaxis, con muñones de borronear cuartillas inútiles, y lengua oxidada a fuerza de lamer tanta bayoneta, cobrarán su sueldo de gritones?

Que respondan Anastasio Barrera Manuel Sevilla dónde están?

Dice Cardenaletti: No se manifiesten, no griten, no se insurreccionen.

Él con sus lempiras y su cretinismo reina en el paleozoo orgulloso de comer tan alto y tan lejos del sudor y el hambre de esos revoltosos.

Que lo digan Irma, Eduardo, Fabricio, Miguel, Rosa los Juan que me faltan y Galel y Roberto, Oscar y las Juanas que sufren y que también resisten, Karen y María, Candelario, Bairon, Delmy y las tejedoras de banderas puras, Diana, Víctor y Victoria, Israel y Rebecca, Delmer, Helen y Jorge, que lo diga el pueblo de nuevo y ahora y ahora de nuevo Ni un paso atrás, Resistencia, Honduras Vencerá!

Honduras en Resistencia