Militares golpistas dejan gravemente herido de bala a joven hondureño

Agencia Bolivariana de Noticias
28.Nov.09 :: Noticias

Un joven hondureño, de nombre Ángel Salgado Hernández, se encuentra en estado crítico en un hospital de la nación, luego que fuera baleado por fuerzas militares del régimen golpista de Roberto Micheletti.



Organizaciones en defensa de los Derechos Humanos en Honduras denunciaron este sábado que militares del régimen dictatorial de Roberto Micheletti están obligando a la población civil de los departamentos fronterizos a trasladar las urnas electorales para los comicios ilegales de este domingo.

Tras el golpe de Estado perpetrado el pasado 28 de junio, la oligarquía hondureña inició un régimen de terror que intensifica las acciones violentas contra la resistencia a medida que se acercan las ilegales elecciones que se efectuarán mañana domingo.

Luego del golpe, intensas jornadas de resistencia popular pacífica han colmado las calles hondureñas, que repetidamente han sido fustigadas con bombas, gases lacrimógenos y acciones militares violentas.

A medida que se acercan los comicios la violencia se intensifica, amparada en una supuesta defensa de la democracia que justificó la compra de armamentos y pertrechos de guerra para ‘mantener el orden’ el domingo.

La resistencia en Honduras denunció en días recientes que los cuerpos represivos han aumentado la vigilancia y la persecución de sus militantes hasta el punto de declarar un estado de emergencia que podría ser el preámbulo de una ofensiva militar contra el pueblo desarmado.

Asimismo, instó a los electores a desconocer la farsa electoral, porque el único camino para volver al orden institucional es la restitución incondicional del presidente constitucional Manuel Zelaya e instalar una Asamblea Constituyente.

El gobierno de facto, por su parte, ha hecho un vasto despliegue de las fuerzas armadas, la policía, cuerpos paramilitares y se ha equipado con armas de guerra para la represión en los comicios.

La policía confirmó, entretanto, la compra en Estados Unidos de un costoso y moderno camión antidisturbios que lanza potentes chorros de agua y químicos irritantes para dispersar manifestaciones.

El vehículo, totalmente blindado, dispone de cuchillas para remover barricadas, cámaras de filmación y un dispositivo para lanzar tinta indeleble contra las personas.

Según informes del régimen de facto, se realizó también la movilización de unos cinco mil reservistas del ejército con el propósito de incrementar la represión antes, durante y después de la votación.

El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) denunció que esos pertrechos son para reducir a los miembros del Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe de Estado, que protagoniza casi cinco meses de resistencia pacífica en las calles.

En concordancia con declaraciones del presidente legítimo Manuel Zelaya, el Frente de lucha subrayó que los venideros comicios tendrán que ser anulados y reprogramados hasta tanto se celebren otros que respeten la voluntad del pueblo.