Al no encontrarla, asesinan a familiares de ministra de Zelaya

Red Morazánica de información
27.May.10 :: Noticias

Tegucigalpa. 27 Mayo de 2010. Un hermano y un cuñado de Arcadia Gómez, quien era ministra de enlace social, en el gobierno de Manuel Zelaya, fueron “ejecutados” en la colonia La travesía, como a las seis de la tarde de ayer, informó a la Radio Gualcho, Andrés Pavón, presidente del Comité para los Derechos Humanos en Honduras (Codeh).



Pedro Antonio Gómez, era hermano de Arcadia, y, Oscar Tulio Martínez, era cuñado de ésta. Ambos, habrían sido “víctimas de escuadrones de la muerte, iban en un carro y los agarraran a balazos”, informó Pavón.

Los dos, se manifestaron contra el golpe de Estado, Arcadia es participante activa, Oscar Martínez era agente en fuciones de la Dirección General de Investigación Criminal (DGIC), de acuerdo a informe.

Detalló, el presidente del Codeh, que, la noche antes, en colonia Las Crucitas, “ocurrieron unos disparos frente a la casa de Gómez, quedando incrustados en la pared de una vivienda, [durante el hecho] murió un persona, aun no identificada, y fueron heridos dos niños”.

Perseguida

Unos “encapuchados” habían ingresado, antes, a la casa de la mamá de Arcadia Gómez, y preguntaban por ella. Gómez ha sido “vigilada, perseguida, acosada y amenazada por teléfono”, explicó después el Codeh.

Arcadia Gómez, tiene medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero no se han hecho efectivas porque vienen dirigidas a la Corte y al Legislativo, no al Ejecutivo, ni a los peticionarios, cuestiona el Codeh.

Pavón reveló: “Tenemos información que hay grupos articulados de los cuerpos de seguridad del Estado, que siguen dándole seguimiento a los adversarios políticos del régimen [sucesor de facto] y brindan información a grupos empresariales”.

Declaró que, habría tenido lugar “una reunión en el Hatillo, en una casa de una persona que tiene un apellido […] que no doy el nombre, por ahora. Pero obedece a sectores fácticos. Hubo una discusión de empresarios y cuerpos militares, [porque] algunos [que se reunieron] se oponen a que se ejecuten a determinadas personas.”

Para Andrés Pavón, eso “significa que saben quiénes son y cómo se ejecutan [las víctimas], discuten nombres de gente de derechos humanos [defensores], buscan eliminar a testigos vivos, y a aquellos que han estado difamando directamente, para impedir que informen a la Comisión de la Verdad (CV)”, analizó.

A toda costa, un plan “macabro”

Según razonó Pavón, “Eso nos está demostrando más, que los que dijimos es tan cierto. Ellos creen que es posible continuar eliminando a los líderes, porque hay impunidad. Ya han sido reconocidos [el régimen] por Estados Unidos, Canadá y Japón, […] han retomado un discurso popular […] y se pueda cumplir su idea [de los que controlan el Estado] de una constituyente”.

Declaró que “Estamos bajo el control de un grupo fáctico que tiene controladas las funciones del Estado. Tienen nombre, tanto policías, militares como empresarios”.

En la expresión de Pavón, “Este no es un pueblo violento, al que agreden. Es un pueblo pacífico y tienen esa ventaja, es porque no se les va a responder con violencia [a los agresores], sino con estoicismo y nobleza”, valoró.

“Es demasiado. Esos grupo extremos… ¡es demasiado!”, exclamó, el presidente del Codeh.

Concerniente a una reunión que tuvo con el “ministro” de Seguridad, “me pidió que le llevara las pruebas [de lo denunciado], le dije que él sabe más que Pavón, porque [él] tiene el aparato de investigación. Hagan las investigaciones paren ya la escalada criminal”, demandó.

“La última opción [que emplearían] es utilizar pandilleros y buscar chivos expiatorios, los van a capturar, los van a presentar como responsables del crimen y allí van a ser ejecutados”, amplió el defensor de derechos humanos.

Conmoción

Andrés Pavón, conmocionado, concluyó: “Obedece a un plan macabro, no nos queda más que la verdad. Tienen jueces policías y fiscales, pueden hacer lo que se les ocurra con nosotros, sólo tenemos la verdad, la palabra y el marco de solidaridad humana, fuera de estas fronteras”.