Comunicado: Condenan asesinato del Abogado Marco Tulio Amaya

CPPEPH
23.Jul.10 :: Comunicados

Condenamos el asesinato del Licenciado Marco Tulio Amaya y llamamos a las comunidades, personas y organizaciones nacionales e internacionales a pronunciarse sobre estos hechos. En Honduras la represión se incrementa y es necesario enfrentar esta situación



COMITÉ DE PRESOS, PERSEGUIDOS Y EXILIADOS POLITICOS DEL GOLPE DE ESTADO DE HONDURAS - CPPEPH

PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO

El Comité de Presos, Perseguidos y Exiliados Políticos del Golpe de Estado en Honduras (CPPEPH) expresa su solidaridad con los familiares del Licenciado Marco Tulio Amaya, asesinado el 20 de julio en el Departamento de El Paraíso. Este acto de violencia pone nuevamente en evidencia la naturaleza de este régimen militar que se disfraza de democracia.

Como Comité rechazamos este nuevo acto, se suma a las cientos de violaciones a los Derechos Humanos contra los miembros del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) y contra todo el pueblo hondureño.

El Licenciado Amaya, se destaco dentro del FNRP, como Coordinador de los Abogados en Resistencia. Desde el principio fue de los primeros en presentarse en las Postas de Policía, en los Centros de Detención para presentar Habeas Corpus y exigir la libertad de los compañeros de la Resistencia, así como en los Tribunales para defender a miembros de la resistencia acusados injustamente.

A pesar de los informes de los órganos interamericanos de Derechos Humanos, el Estado Hondureño sigue omitiendo su deber de protección frente a la población Hondureña, lo cual se concreta en:

1. Asesinatos sistemáticos y selectivos de miembros del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), desde el 28 de junio del año pasado, se llevan más de 120 de sus miembros han sido asesinados, 94 de ellos hasta enero del 2009 y 27 han sido asesinados en lo que va corrido de este año, bajo el supuesto gobierno de unidad que preside Porfirio Lobo.

2. Ausencia de resultados en las investigaciones penales: A pesar de que se han presentado las denuncias en el Ministerio Publico. Igualmente, los asesinos y violadores de los Derechos Humanos se encuentran laborando normalmente en sus trabajos disfrutando de ascensos y la mayoría han recibido sobreseimientos en los casos que se les lleva en los Juzgados, con lo que se demuestra que el sistema judicial no cumple con los principios de independencia e imparcialidad y por la defensa de los derechos humanos.

Por todo lo anterior condenamos el asesinato del Licenciado Marco Tulio Amaya y llamamos a las comunidades, personas y organizaciones nacionales e internacionales a pronunciarse sobre estos hechos. En Honduras la represión se incrementa y es necesario enfrentar esta situación.

PARA LOS ASESINOS NI OLVIDO NI PERDON

Tegucigalpa, 20 de julio del 2010