El pueblo hondureño se movilizó en defensa del trabajo digno

Giorgio Trucchi
20.Ago.10 :: Noticias

“La Resistencia está viva”, se lee en las paredes de la capital. Represión policial en el norte



Una vez más, el pueblo hondureño se movilizó masivamente en varias partes del país. Convocado por las centrales obreras, reafirmó su rechazo a las medidas que apuntan a legalizar la precarización del trabajo y a solventar la crisis económica, producto del golpe, a costa del sudor de los trabajadores y trabajadoras.

“La Resistencia está viva”, fue la consigna que apareció en las paredes de la capital durante la masiva movilización convocada por las centrales obreras en todo el país.

Mientras el gobierno estaba reunido con el sector privado, para afinar los detalles de una ley que pretende privatizar las empresas que permanecen en manos del Estado, el pueblo hondureño volvió a levantar su voz, exigiendo trabajo y salario digno.

“Esta movilización es un aviso dirigido al gobierno de turno –dijo a Sirel, el secretario general de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), Israel Salinas–.

Tenemos una agenda de siete puntos y el gobierno debe darle solución. Si sigue con esta actitud cerrada, no hay ninguna duda de que vamos hacia una huelga general, con grandes movilizaciones en todo el país.

Vivimos una situación de ingobernabilidad y no se le está dando solución a los problemas que afectan a la población”, dijo Salinas.

Entre las principales demandas de las centrales obreras figuran la no aprobación de la Ley para la Inversión Pública-Privada, del decreto que introduce el trabajo por horas y de media jornada y el aumento del salario mínimo.

Además, exigen una rápida respuesta a las demandas del magisterio, una solución al conflicto con el sindicato de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y el cese de las violaciones a los derechos humanos y de los asesinatos selectivos.

“El día de ayer asesinaron a tres miembros del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA) y acaban de reprimir brutalmente la movilización en Choloma, Cortéz.

Hay 30 detenidos y varios heridos. Uno de los dirigentes del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) ha sido secuestrado por la Policía, golpeado y dejado semi inconsciente en el mismo lugar del secuestro.

Los golpistas –denunció el presidente del STIBYS, Carlos H. Reyes– quieren acabar con el magisterio, con los sindicatos y con todas las organizaciones en resistencia.

Están proponiendo leyes y decretos para acabar con todas las conquistas sociales, laborales, con lo poco que queda de la reforma agraria. Se están repartiendo el país.

Esto lo queremos denunciar a nivel internacional. Seguimos en lucha y necesitamos la solidaridad internacional, que es clave en este momento”, dijo Reyes.

La movilización llegó hasta las afueras del Congreso Nacional, donde los diputados estaban sesionando resguardados por un fuerte contingente de Policía y Ejército.

“Hoy demostramos que la Resistencia sigue siendo la fuerza más poderosa en Honduras. Sigue siendo la esperanza y la verdadera alternativa para la transformación social del país.

No vamos a descansar hasta lograr la refundación de Honduras, y el próximo 15 de septiembre vamos a movilizarnos nuevamente. Vamos a dar a conocer el resultado de la recolección de firmas para la Asamblea Nacional Constituyente”, informó Juan Barahona, vice coordinador del Comité Ejecutivo Nacional del FNRP.

La UITA en la movilización

Durante la actividad, el secretario general de la Regional Latinoamericana de la UITA, Gerardo Iglesias, se dirigió a los presentes, asegurando el total respaldo de la organización a la lucha del pueblo hondureño.

“Reciban el saludo sindicalista y fraterno de la UITA. Estamos aquí como hemos sabido estar desde el primer día del golpe de Estado.

Estamos aquí para dar nuestro mayor respaldo y solidaridad a la lucha del pueblo hondureño. Hacemos nuestras las justas reivindicaciones del magisterio, de los sectores obreros y campesinos.

Hacemos nuestra la lucha del MUCA, y estamos aquí para decirles que no están solos –continuó Iglesias–. Pero también hemos llegado aquí para aprender de ustedes. Para aprender de este pueblo que no se rinde, que no se calla y que sigue trabajando para una nueva Honduras”, concluyó.

www.rel-uita.org / La Haine