1,3 millones de razones para seguir en Resistencia

Giorgio Trucchi
17.Sep.10 :: Noticias

Gigantesca movilización nacional cierra campaña de recolección de firmas para la Constituyente. Represión en San Pedro Sula causa un muerto



Este 15 de septiembre de 2010, fecha en que los países centroamericanos conmemoran el 189 aniversario de la independencia del yugo español, el pueblo en resistencia volvió a las calles. Pese a la militarización y a la represión, centenares de miles de hondureños y hondureñas celebraron el haber alcanzado la meta de casi 1,3 millones de firmas para la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente.

El gobierno de Porfirio Lobo hizo de todo para que las actividades oficiales de este 15 de septiembre fueran un éxito.

Sin embargo, su incapacidad de convocatoria quedó más que evidente cuando una cantidad impresionante de estudiantes y población en general prefirió atender el llamado del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) a una nueva movilización.

“Ha sido una manifestación masiva, impresionante. La gente prefirió acudir a la convocatoria del FNRP –dijo a Sirel, el subcoordinador del FNRP, Juan Barahona–.

El día de hoy venimos a luchar por una verdadera independencia, la independencia de los poderes oligárquicos y golpistas, de un modelo político y económico nefasto, que es funcional a los intereses transnacionales.

Venimos también a exigir el respeto a los derechos humanos –continuó Barahona–, a defender nuestros recursos naturales que quieren privatizar, a seguir uniéndonos con el objetivo común de realizar transformaciones estructurales profundas”, sentenció.

Asamblea Constituyente popular e independiente

La movilización fue también ocasión para dar por cerrada la recolección de firmas de la Declaración Soberana. En menos de cinco meses se recolectaron casi 1,3 millones de firmas.

“Por el momento, tenemos contabilizadas más de 1.269.000 firmas de la Declaración Soberana, pero estamos esperando que lleguen más desde varias partes del país”, dijo Eulogio Chávez, coordinador de la Comisión para la Colecta de Firmas.

El dato final, que podría acercarse a 1,5 millones de firmas, será dado a conocer el próximo 17 de septiembre durante una conferencia de prensa.

“La respuesta del pueblo ha sido increíble. Ahora vamos a exigir la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente popular e independiente, el regreso de Manuel Zelaya y de todos los exiliados.

Además –explicó Chávez–, vamos a desarrollar un fuerte trabajo de formación y consulta en todo el país, para recoger las aspiraciones y anhelos del pueblo sobre cuáles deben ser los contenidos de la nueva Constitución”.

Según el directivo del FNRP, los datos finales del conteo serán también enviados a la OEA y a las Naciones Unidas.

País militarizado y represión

En el Bajo Aguán se vivieron momentos de gran tensión cuando fuerzas policiales y militares trataron de cerrar el paso a miles de manifestantes.

“Hoy el Bajo Aguán amaneció militarizado. Sin embargo, estamos caminando y hemos forzado el cerco militar y policial. No han podido detenernos. Estamos avanzando pese a las amenazas. La gente está emocionada, exigiendo una verdadera independencia”, relató Wilfredo Paz, miembro del MUCA, en comunicación telefónica con Sirel.

En San Pedro Sula la movilización fue brutalmente reprimida. Según el Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (CODEH) habría varios detenidos y heridos, dos de ellos de gravedad.

Efraín López, un vendedor de lotería, falleció debido a la intoxicación por los gases lanzados de forma indiscriminada por los policías.

Asimismo, los cuerpos represivos atacaron los estudios de Radio UNO y destruyeron buena parte del equipo de sonido y los instrumentos del grupo musical Café Guancasco, golpeando salvajamente a dos de sus integrantes.

El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Hondura (COPINH) se movilizó hacia la frontera con El Salvador, protestando contra los proyectos de concesión de los ríos.

“Pese a la militarización del territorio, las comunidades indígenas se movilizaron en defensa de nuestros recursos naturales, y para exigir una Asamblea Constituyente popular, democrática e independiente”, dijo a Sirel la directiva del COPINH, Bertha Cáceres.

Según Cáceres, el Congreso ya aprobó 47 concesiones hidroeléctricas a grupos económicos que ya controlan la generación térmica en el país.

“Son los mismos de siempre, como Fredy Nasser y Miguel Facussé, el Grupo Terra. En el Congreso ya tienen listas 60 concesiones más, y un plan para un total de 300 concesiones sobre ríos en todo el país.

La masiva movilización nacional de hoy –explicó la directiva del COPINH–, demuestra el deseo de este pueblo y de los sectores excluidos del país de refundar nuestra patria.

Hay que ser capaz de captar este deseo para darle contenido, carácter, naturaleza popular y democrática a este camino”, concluyó.

www.rel-uita.org / La Haine