Comunicado de la Campaña Regional Contra la Flexibilidad Laboral

TR-Honduras
04.Oct.10 :: Comunicados

La Campaña Regional Contra la Flexibilidad Laboral acaba de publicar un comunicado para denunciar la situación de inseguridad y de persecución que enfrenta diariamente el movimiento social y el pueblo hondureño.



Entre los últimos acontecimientos violentos figura el asesinato de una dirigente sindical de SITRAIHSS. A este crimen se suma la represión violenta de manifestaciones de miembros del Frente Nacional de Resistencia y masacres contra jovenes, que evidencian la situación de inseguridad y de represión que caracteriza a Honduras desde el Golpe de Estado del año pasado. A la situación se inseguridad se suma un nefasto plan anti crisis, impulsado por el presidente del Congreso Nacional, que pretende implementar el trabajo temporal, así eliminando derechos fundamentales de las y los trabajadores de este país. Favor que divulgen el comunicado por sus contactos profesionales y personales, para seguir denunciando lo que está pasando en Honduras.


Ante la Comunidad Regional e Internacional

La Campaña Regional contra la Flexibilidad Laboral, Red Centroamericana que agrupa más de 70 organizaciones sindicales, de mujeres, de derechos humanos, estudiantiles, campesinas, ONGs y otras denuncia enérgicamente los últimos hechos violentos en Honduras, entre ellos el asesinato de una dirigente sindical y la represión violenta de varias manifestaciones en diferentes partes del país. Estos acontecimientos evidencian una vez más la situación de inseguridad y de represión que rige en Honduras bajo el gobierno de Porfirio Lobo. Además, la Campaña rechaza el “Plan Nacional Solidario de Empleos Anti crisis”, que pretende eliminar derechos laborales fundamentales y profundizar la situación de explotación laboral en el país.

Juana Bustillo, dirigente del Sindicato de Trabajadores del Instituto Hondureño de Seguridad Social (SITRAIHSS) y miembro del Frente Nacional de Resistencia Popular, se convirtió en la última víctima mortal de la política de persecución y represión estatal que caracteriza a Honduras desde el Golpe de Estado el año pasado. Juana Bustillo fue asesinada por sicarios el pasado 17 de septiembre, cuando venía saliendo de una reunión sindical y se dirigía hacia su casa de habitación. Bustillo desde hace cuatro años desempañaba el cargo de Presidenta de la Seccional Número 2 de SITRAIHSS, y anteriormente ocupó la Vice Presidencia Nacional del mismo sindicato. La situación de inseguridad y de represión que sacude a Honduras desde el año pasado, no ha sido revertida bajo el régimen de Porfirio Lobo, sino más bien perpetuada. Continúan los asesinatos selectivos de dirigentes sindicales y sociales y de miembros de la Resistencia, y el Estado sigue reprimiendo a los grupos y personas que se manifiestan en contra de la política de la clase dominante. Entre las protestas que fueron reprimidas violentamente en las últimas semanas destacan la toma de carreteras de maestros en Tegucigalpa, el pasado 20 de agosto, y la manifestación del Frente Nacional de Resistencia Popular en San Pedro Sula, con ocasión del Día de la Independencia, el pasado 15 de septiembre. La manifestación en San Pedro Sula, además de varias personas heridas, provocó la muerte de un vendedor ambulante, que se hallaba en la zona en el momento de los enfrentamientos.

En todo esto se da la paradoja que la situación de inseguridad que fue provocada por el Golpe de Estado hoy en día sirve al Estado para legitimar la creciente militarización del país. Así que se da la situación que en los últimos tiempos se han sucedido masacres y distintos hechos sangrientos en los cuales han perdido la vida muchos jóvenes, los que se achacan de inmediato al crimen organizado. El último asesinato fue de un joven de nombre Wilmer García Alvarado, quien fue asesinado el 25 de septiembre, en San Pedro Sula. Wilmer García Alvarado actualmente era voluntario del Foro Nacional de Juventud del sector de San Pedro Sula, miembro activo de la Comunidad Lésbico Gay de Honduras y del Frente Nacional de Resistencia Popular en la zona norte del país, y había hecho una gran labor educativa dentro del FNRP. Es así que estos crímenes, refuerzan la propuesta del Estado de salir a combatir el crimen con más presencia militar, ignorando que la militarización es uno de los problemas graves del país luego del Golpe de Estado. A pesar de la situación de represión que enfrentan diariamente las organizaciones sociales y el pueblo hondureño, éste sigue manifestándose en las calles, exigiendo un país nuevo, libre de discriminación, participativo e incluyente. Expresión más clara de esta reivindicación son las más de 1 millón 400 mil firmas que ha recaudado el Frente Nacional de Resistencia hasta el día de hoy para convocar a una Asamblea Nacional Constituyente. No obstante, ignorando de manera flagrante la voluntad del pueblo hondureño, la clase dominante sigue impulsando políticas que van en detrimento de la gran mayoría de la población y eliminan derechos fundamentales de las y los trabajadores de este país. Entre éstas destaca el “Plan Nacional Solidario de Empleos Anti crisis”, impulsado por el Presidente del Congreso Nacional, que pretende implementar el trabajo temporal por horas y no por jornada, así reduciendo la jornada semanal de trabajo, y con ella supuestamente bajando el salario mínimo. Además restringe la jornada máxima semanal de trabajo y el derecho de las y los trabajadores a percibir el salario integro correspondiente a la semana ordinaria diurna. Resulta que el “Plan Nacional Solidario de Empleos Anti crisis”, como se llama eufemísticamente, eliminará derechos fundamentales de las y los trabajadores, de forma que estos últimos dejarán de percibir un salario suficiente que cubra sus necesidades básicas, mientras que las empresas tendrán la libertad de contratar y explotar a la fuerza laboral según su antojo. Así que en la práctica se estaría legalizando algo que de hecho ha venido sucediendo en distintas actividades productivas del país.

Para la Campaña Regional contra la Flexibilidad Laboral, la política de persecución del gobierno hondureño, y las nefastas propuestas de ley impulsadas por representantes del partido oficialista responden a la misma lógica ya que se criminaliza y se reprime al movimiento social al mismo tiempo que se quitan derechos a las personas que éste representa. La propuesta de introducir el trabajo temporal, se presenta como medida eficaz para contrarrestar los efectos negativos de la crisis económica y la pérdida de miles de puestos de trabajo. Al mismo tiempo ignora que no son los trabajadores los responsables de esta crisis, y que ésta fue profundizada por la situación de inseguridad y paralización de la vida pública que provocó el Golpe de Estado. Pero eso no le interesa a la clase dominante, como tampoco le interesan las exigencias y el bienestar del pueblo hondureño. Ésta prefiere perpetuar su posición de dominio mediante la represión de todo tipo de oposición y la política de explotación que le ha caracterizado desde siempre.

En nombre de las organizaciones de la Campaña Regional, firmamos los enlaces por cada país:

Roger Barrantes. Confederación Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar” – CST-JBE, Nicaragua

Martha Saldaña. Federación de Asociaciones y Sindicatos Independientes de El Salvador – FEASIES El Salvador

David Eduardo Soto Oliva. Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores del Estado de Guatemala – FENASTEG. Guatemala

Salomón Samudio. Centro de Investigación y Desarrollo de Panamá - CIDPA. Panamá

Mario Torres. Sindicato Patriótico de la Educación – SINPAE 7 de agosto/ Central General de Trabajadores- CGT. Costa Rica

Omar Salazar. Coordinación Regional de la Campaña contra la Flexibilidad Laboral – ASEPROLA. Costa Rica

www.solidaridadpanama.blogspot.com