Asamblea Nacional del FNRP: Una reflexión y una autocrítica necesarias

Tomás Andino Mencia
18.Feb.11 :: Opinión

Hoy que repasaba los mensajes de internet, me encontré con la noticia de la muerte de un compañero de la Resistencia de Occidente y de otro compa que resulto herido. Confieso que esos mensajes me estremecieron y me llevaron a hacer la siguiente reflexión sobre lo que esta sucediendo y sobre lo que estamos haciendo.



LOS GOLPES DEL REGIMEN QUE NO ESTAN EN NUESTRA AGENDA

Desde el año pasado, el régimen de Porfirio Lobo Sosa y Juan Orlando Hernández ha logrado derribarnos muchas conquistas y derechos sociales.

La siguiente es una lista incompleta de sus logros: La aprobación de las 47 concesiones sobre las cuencas de nuestros ríos; el asalto al SITRAUNAH y la entronización de la Policía en la Universidad; la remilitarización del Bajo Aguan y el desalojo de Zacate Grande; el Decreto del Empleo por Horas; la eliminación de la indexación salarial y posterior suspensión del Estatuto del Docente; el no pago de mas de 6 mil maestros y maestras; la eliminación del Decreto 18-2008 que pone en precario la tenencia de 30 mil hectáreas de tierra de los campesinos(as); la eliminación del rol de la UNAH como rectora de la Educación Superior y la aprobación de las “Regiones Especiales de Desarrollo” con las que se oferta nuestra soberanía al mejor postor.

Además, hacen fila para ser aprobadas las reformas a la Ley General de Minería, la nueva Ley General de Educación, la municipalización de la salud, la privatización de la ENEE y HONDUTEL, y sigue la lista…

A lo anterior sumemos que en Triunfo de la Cruz, Atlántida, pretenden cerrar la Radio “Faluma Bimetu” (Radio “Coco Dulce”), así como “La Voz de Zacate Grande” en Coyolito, Zacate Grande, Valle.

Para colmo, la represión continua imparable. Aparte de los desalojos militar-policiales contra el campesinado del Bajo Aguan y de Zacate Grande, en los últimos quince días la represión ha cobrado la vida del compañero JOSE MARIA TURCIOS, un veterano luchador de izquierda y popular, asesinado en Quimistan, Santa Bárbara, el 31 de enero de 2011; y la vida del compañero FRANCIS MEJIA, asesinado en Dulce Nombre de Copan el 9 de febrero, quedando herido el compañero MAURO DIAZ en el mismo hecho. No hace mucho habían secuestrado al compañero JUAN CHINCHILLA y la semana recién pasada capturaron al compañero RUY DIAZ, ambos dirigentes del MUCA. Estas muertes, secuestros y capturas vienen a sumarse a las decenas de compas del FNRP que sufren la misma suerte en otras regiones del país.

Con las honrosas excepciones de los organismos de derechos humanos, del Dr. Juan Almendares, del Padre Fausto Milla, del Frente de Juventudes en Resistencia y alguna que otra voz que se ha manifestado sobre estos asuntos, el FNRP como Frente no hemos hecho mas que hacer constar la noticia y, cuando mucho, emitir algún pronunciamiento, pero NO TENEMOS UNA ESTRATEGIA EFECTIVA PARA HACER RESISTENCIA REAL A ESTOS PROBLEMAS.

En lugar de realizar acciones que den una respuesta contundente y sistemática a estas agresiones del régimen, nos hemos limitado a hacer marchas de “conmemoración” de esto o de lo otro (la próxima será el 1º de Mayo), o calmamos nuestra consciencia con un comunicado o un articulo, PERO NO ESTAMOS HACIENDO LUCHAS SISTEMATICAS QUE OBEDEZCAN A UNA ESTRATEGIA GENERAL CONTRA EL REGIMEN GOLPISTA.

Peor aun, la falta de este ejercicio nos ha hecho perder poco a poco nuestra capacidad de movilización y ya no hacemos ni cosquillas al régimen. No necesito abundar mucho sobre esto porque los y las compas que han ido a la calle saben de lo que estoy hablando.

Esto es grave compañeros y compañeras. Estamos dejando de ser un instrumento de lucha, lo cual lleva a las organizaciones miembras del FNRP a pelear cada cual por su lado, fragmentando nuestra fuerza, desligando lo gremial de la Resistencia como movimiento socio político y permitiendo que el régimen negocie por separado con nuestros dirigentes; por esa vía, vamos camino a dejar de ser una alternativa para el Pueblo hondureño. En otras palabras, no hacemos honor a nuestro nombre porque realmente no estamos haciendo “Resistencia” a nada.

HIPNOTIZADOS POR EL PROCESO ELECTORAL

En contraste con lo anterior, estamos hipnotizados por el debate sobre si participamos o no en las elecciones de los golpistas. En nuestras Asambleas no se habla de otra cosa, con algunas excepciones que solo confirman la regla. Casi todo la militancia esta metida en la discusión. Muchos, yo incluido, hemos escrito al respecto. Pero muy pocos miembros e instancias del Frente se han dedicado a definir que hacer para que no nos sigan matando y para que no destruyan nuestros derechos. Pocos, si es que los hay, se ocupan de proponernos como responder a esta realidad con acciones de movilizacion.

Lo anterior, no es una critica a nadie en particular. Es una alerta a TODOS Y TODAS. Es una autocritica en la que me incluyo también.

Sin querer –doy por sentado que lo hemos hecho con la mejor de las intenciones– la Resistencia hemos caído en el juego del imperio y del golpismo astuto (la estrategia del “garrote” y la “zanahoria”) que nos entretiene con sus juguetitos demagógicos mientras nos da mazazos de almágana.

Basta decir que hasta las reformillas al artículo 5 constitucional tienen a algunos compañeros ilusionados, viendo supuestas “aperturas democráticas” donde no las hay; y por otro lado, compañeros que anuncian lanzarse a las calles… ¡para pedir reformas a la Ley Electoral!

Además, como lo mencione en un aporte anterior, metodológicamente el mismo debate ha sido mal planteado:

“(,…) hay premisas claves que anteceden a una discusión sobre la táctica hacia las elecciones, sin las cuales esa discusión no tendría una base sólida. Es el caso de una discusión sobre la Estrategia General para la coyuntura; es el caso de la definición de un Programa Político estratégico, temas que nos dan respuesta al “Para que” queremos el Poder, pero que ni siquiera se mencionan en el debate actual. Es decir que estamos construyendo la casa comenzando por el techo sin pensar en las bases que va a tener.” (“Por un Debate bien Planteado y bien organizado hacia la gran Asamblea Nacional del FNRP”, 27 enero 2011)

Por no cubrir este primer paso metodológico la discusión sobre este tema ha tenido un giro muy teórico y disperso, y así difícilmente llegaremos a una conclusión política práctica.

Si hay algo peor que la derecha nos derrote, es llegar al gobierno y no tener claro lo que vamos a hacer, por habernos preocupado solo de la forma de llegar a gobernar y no del contenido de ese gobierno.

El otro problema es que comenzamos a hacer a un lado el debate sobre el tema de la Constituyente, que es mandato de Un Millón Trescientas Cuarenta y Tres mil firmas (1,343,000). Tan es así, que despiertan más interés los debates sobre las elecciones de los golpistas, que iniciativas tan interesantes como la Constituyente de los Pueblos Indígenas convocada para los próximos días. ¿Qué nos da derecho de cambiar ese mandato?

Si a lo anterior le sumamos actitudes hegemonistas e intolerantes que en nada abonan a un debate amplio y democrático, el panorama es más que preocupante.

Todo lo anterior, le viene bien a la estrategia norteamericana que busca distraer y debilitar a la Resistencia y fortalecer a los partidos tradicionales.

No quiero decir que los debates que se han iniciado no sean necesarios; solo digo que no es el momento para hacerlos, pues no se justifica que estemos tan absortos discutiendo algo que ni los mismos partidos tradicionales se plantean todavía, a dos años de distancia de las primarias e internas, y, sobre todo, que nos olvidemos de jugar el rol para el cual fue creada la RESISTENCIA. Abogo porque se le de a esa discusión el lugar y el momento que se merece.

POR UNA AGENDA PARA CONSTRUIR UNIDAD EN LA ASAMBLEA DEL 26 DE FEBRERO

Compañeros y compañeras: Es una realidad que la Asamblea Nacional del FNRP convocada para el 26 de febrero próximo esta amenazada por la división, en vista de lo polarizado de las posiciones sobre un tema que no tiene razón de ser en este momento. Quien no lo quiera ver, tiene enterrada su cabeza como el avestruz.

Por un lado, están los Liberales en Resistencia y udeistas que en los hechos no reconocen la autoridad del FNRP; por otro lado, están los grupos que detentan la conducción nacional, y por aca estamos los “refundacionales”, todos enfrentados en torno a un tema que a estas alturas NO DEBERIA SER LA PRIORIDAD.

La prioridad debe ser salir unificados de la Asamblea del 26 de febrero en torno a un programa consensuado PARA LUCHAR por la defensa de las conquistas sociales del Pueblo y contra la represion. La prioridad debe ser consolidarnos como fuerza político social mediante una estrategia de fortalecimiento del Frente, que incluya su democratizacion.

Por lo dicho, aunque en otros momentos he diferido en algunos puntos con el Presidente Manuel Zelaya Rosales, hoy coincido plenamente con el cuando en su última carta nos hacer la siguiente alerta:

“Este no es un momento para pensar en elecciones” y añade “Pido a todos los hondureños en resistencia que cerremos filas alrededor de una estrategia de unidad del Frente Nacional de Resistencia Popular”.

En esa línea, igualmente creo que hay temas que son prioritarios.

Discutir sobre las elecciones estará bien,

cuando al menos hayamos definido como Frente cual es nuestra Estrategia General para lograr el desgaste y caída del régimen golpista y para cumplir el mandato sobre la Constituyente, de la cual la discusión sobre lo electoral seria una discusión táctica;

cuando hayamos establecido nuestros propósitos de gobierno (Programa político)

cuando hayamos definido y comenzado a ejecutar un PLAN DE LUCHA UNITARIO contra esas agresiones del régimen, que son los problemas de la realidad que preocupan a nuestra base y a nuestro pueblo.

y cuando hayamos definido nuestros instrumentos internos mas elementales (Estatutos)

Solo entonces tendrá sentido hablar de las “vías” tácticas que corresponden a estos propósitos generales.

PROPUESTA

En base a lo anterior, sugiero a la Resistencia incorpore los siguientes temas a la discusión de la Asamblea del 26 de Febrero con el fin de poner orden en casa y debatir una agenda que tienda a unirnos en lugar de dividirnos.

PROPUESTA DE TEMAS PARA LA ASAMBLEA:

Analizar el contexto de la Realidad Nacional e Internacional y sus tendencias, incluida la estrategia del imperio y la oligarquía en la coyuntura actual.

Organizar la discusión sobre el Programa Político del Frente, que defina para que concretamente queremos el Poder, es decir, cuales son nuestros lineamientos estratégicos.

Definir una metodología participativa de discusión que nos permita después definir las tácticas políticas mas adecuadas (incluido lo electoral), en base a los grandes lineamientos estratégicos.

Elaborar una Plan Unitario de Lucha Político Social del FNRP que nos lleve a recuperar nuestros derechos perdidos, a contrarrestar la represión y a meterle crisis al régimen en la coyuntura actual.

Definir una Estrategia de Seguridad para defender a nuestra militancia y para hacer frente a la Represión

En base a todo lo anterior definir un Plan de Fortalecimiento interno del Frente.