Un nuevo Estado, una nueva Constitución

Giorgio Trucchi
25.Feb.11 :: Noticias

Para la Asamblea de la Resistencia, los pueblos indígenas y negros sientan su posición



Más de 1,800 delegados y delegadas participantes de la Asamblea plurinacional, constituyente y multicultural de los pueblos indígenas y negros de Honduras analizaron, discutieron y tomaron decisiones acerca del futuro del país y en vista de la importante asamblea del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), prevista para hoy, 26 de febrero, en Tegucigalpa.

“El evento superó todas las expectativas. Logramos avanzar en una declaración política constituyente, que incluye nuestra cosmovisión, memoria histórica, saberes, principios y valores desde el punto de vista de los pueblos indígenas y negros”, comentó a la Lista Informativa, la coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, (COPINH), Bertha Cáceres.

Según Cáceres, las docenas de organizaciones que estuvieron presentes en representación de ocho pueblos, “asumimos de manera conjunta una postura política unificada, en cuanto al tema refundacional y constituyente, y al proceso de consulta que vamos a impulsar en todas las comunidades, para enriquecer la propuesta de principios y artículos constitutivos sobre 17 temas fundamentales”.

En víspera de la Asamblea nacional del FNRP, los pueblos reunidos en San Juan Durugubuty sentaron su posición.

“Los pueblos indígenas y negros demandamos que se reconozca su aporte político y estratégico en el marco del proceso refundacional del país. Además, por unanimidad se rechazó la pretensión de ir de inmediato a un proceso electoral, y le apostamos a la vía refundacional y a la construcción del poder desde abajo”, sentenció la coordinadora del COPINH.

También, se va a pedir la participación en la Asamblea de delegados de varios pueblos indígenas y negros que hasta el momento no habían sido incluidos.

Finalmente, Cáceres explicó que, a partir de ese momento, iniciará un fuerte proceso de consulta sobre los puntos y temas tratados en el encuentro, y se impulsará y profundizará la movilización en defensa de los derechos de los pueblos indígenas y negros, y en apoyo a otros sectores en resistencia.

De manera particular, la dirigente indígena evidenció la importancia de desarrollar en los próximos meses una asamblea autoconvocada de mujeres indígenas y negras de Honduras, para sentar su posición en el marco del proceso refundacional de un nuevo Estado hondureño.

“Queremos un Estado soberano, con autonomía y autodeterminación. Un Estado plurinacional y multilingüe, que reconozca las diversidades, sin intervencionismo, ni militarismo. Un Estado -continuó Cáceres- que garantice la soberanía alimentaria para los pueblos, que respete todas las formas de vida, que no se rija por el dinero y que rechace las privatizaciones y el saqueo de sus bienes naturales por parte de la oligarquía y las transnacionales”, concluyó.

Finalizando el encuentro, los pueblos indígenas y negros se autoconvocaron para una segunda asamblea a desarrollarse en el mes de junio en la Mosquitia hondureña.

Lista Informativa “Nicaragua y más” / La Haine