Juan Barahona: “Cuatro puntos irrenunciables para dialogar con Lobo”

Giorgio Trucchi
20.Abr.11 :: Entrevistas

Después de la reunión del pasado sábado (16/4) entre el mandatario venezolano Hugo Chávez y el ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales, ex integrantes de su gabinete y directivos del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), se han multiplicado los rumores acerca de un inminente inicio de una negociación con Porfirio Lobo, el regreso de Zelaya al país y la reinserción de Honduras a la OEA, durante la asamblea prevista para junio próximo en El Salvador.



Un proceso de negociación, avalado también por el presidente colombiano Juan Manuel Santos, que ha despertado un fuerte debate a nivel nacional y que se espera involucre también las bases de la Resistencia hondureña.

Para analizar los pormenores de este inesperado anuncio, conversamos con Juan Barahona, sub-coordinador del FNRP.

-¿Cómo se llegó a esa reunión en Caracas y cuáles fueron los puntos que se abordaron?

-Nos reunimos con el presidente Hugo Chávez y le explicamos la grave situación que vive Honduras y el proceso de estructuración que se está dando en el FNRP. Además, le entregamos un documento en el que dejamos plasmadas nuestra posición y demandas.

-¿Cuáles son estas demandas?

-Exigimos el regreso seguro del coordinador del FNRP, Manuel Zelaya y de todos los exiliados y exiliadas, el respeto de los derechos humanos, la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente y el reconocimiento del FNRP como una fuerza política, con capacidad y legalidad para participar en futuros procesos electorales.

-¿Cuál fue la respuesta del presidente Chávez?

- Estuvo de acuerdo en participar en la mediación, junto con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, para encontrar una salida a la crisis hondureña. Además, manifestó que su decisión es colaborar para que Honduras vuelva al orden constitucional.

-Podemos analizar estos cuatro puntos que plantea el FNRP?

-El regreso de Manuel Zelaya y de los exiliados y exiliadas debe ser acompañado por la garantía de que se respeten todos sus derechos, incluyendo el respeto a la vida. Para el coordinador del FNRP pedimos también que se garantice su estatus de ex Presidente, que se anulen los juicios políticos en su contra y que se le garantice el derecho a incursionar en la política.

Con respecto al tema de los derechos humanos, después del golpe hemos vivido una situación de constante represión y persecución. Exigimos que cese esta situación y que se ponga un alto a la represión.

La demanda de una Asamblea Nacional Constituyente es algo que estamos exigiendo desde antes del golpe de Estado y que ha tomado más fuerza después de la ruptura del orden constitucional. Una Constituyente que debe pasar por un plebiscito y que nos va a permitir crear una nueva Constitución con la participación de todos los sectores del país.

Esto nos llevaría a la convocatoria de nuevas elecciones generales en las que el FNRP, una vez que esté reconocido como fuerza política, participaría para buscar la toma del poder.

Esperamos poder lograr un acuerdo durante el mes de mayo, antes de que se lleve a cabo la asamblea de la OEA en El Salvador.

-La convocatoria a una Constituyente y el respeto a los derechos humanos son procesos que van a necesitar de mucho tiempo y de un atento monitoreo, mientras que aquí la presión más fuerte es para que se firme un acuerdo y se permita la reinserción de Honduras a la OEA. ¿Van a confiar en la palabra de Porfirio Lobo? ¿No temen que se repita la trágica experiencia de los acuerdos de San José y de Guaymura?

-Tenemos ese temor, es decir, que Porfirio Lobo firme un acta y que después no la cumpla. Es por eso que en el documento propusimos que se nombre una Comisión de Verificación, en la que sean los presidentes de Venezuela y Colombia los garantes del cumplimiento de los eventuales acuerdos.

Esos puntos que mencionas quedarían pendientes y la Comisión tendría la tarea de verificar el proceso de cumplimiento.

-¿Qué va a pasar con las otras demandas históricas del FNRP? Castigo para los golpistas, los violadores de derechos humanos, un cambio radical en las instituciones vinculadas con el golpe… ¿Van a aceptar un “borron y cuenta nueva” en vista de la reconciliación?

-Todo eso se mantiene. En la propuesta sobre derechos humanos exigimos el castigo para los violadores y los responsables del golpe de Estado. Aunque no se logren ahora son puntos que siguen en la agenda de la Resistencia.

-¿Lo que se decidió en la reunión en Caracas va a cambiar de alguna manera lo acordado en la gran asamblea del FNRP el pasado 26 de febrero? -Se mantiene lo que la asamblea ha decidido y el 28 de junio arranca la autoconvocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente.

-La decisión de inciar una negociación con Porfirio Lobo va a ser consultada con las bases de la Resistencia?

-La próxima semana vamos a tener una reunión de la Coordinación Nacional del FNRP y vamos a presentar un informe sobre lo que se ha discutido en Caracas. También vamos a tomar decisiones sobre qué mecanismos implementar para informar a la base.

-Pero el tema de la negociación se va a llevar a las bases del FNRP para que tomen una decisión?

-Claro, la base debe estar informada. De hecho ya lo estamos haciendo a través de las declaraciones públicas y una circular que ya enviamos.

-Ustedes confian plenamente en los que van a ser los actores de esta posibe negociación, incluyendo al presidente Santos y a Porfirio Lobo?

-Para nosotros la verdadera garantía es la mediación del presidente Chávez. Además mantenemos una comunicación fluida con nuestro coordinador, Manuel Zelaya, y todo ese proceso lo estamos llevando en conjunto con él.

Lista Informativa “Nicaragua y más” / La Haine