Se ha elevado el nivel de lucha a una confrontación entre el pueblo y la oligarquía

Leandro Maceo Leyva - Granma (Cuba)
06.May.11 :: Entrevistas

Entrevista con Juan Barahona, subcoordinador general del Frente Nacional de Resistencia Popular, en La Habana



Juan Barahona, subcoordinador general del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) de Honduras, visitó La Habana por invitación del Partido Comunista de Cuba y dialogó con Granma acerca de la situación económica, política y social que vive la nación, y la dinámica del FNRP para encausar la actividad política que lo define.

¿Cómo describe el FNRP la situación que vive hoy el país?

“A partir del golpe de Estado la situación política en el país se ha agudizado. Todo el pueblo se volcó en contra del golpe y esto ha llevado el nivel de lucha a una confrontación entre el pueblo y la oligarquía, que ha respondido con una represión permanente. Pero también la situación económica se ha agravado y el desempleo se ha elevado. En Honduras hoy, la pobreza, la miseria y la indigencia han avanzado. Tenemos una situación muy difícil. No hay empleo, no hay dinero, no hay circulante. A los golpistas no les interesa cambiar esta realidad. Ellos están para mantenerla y garantizar así su estatus económico y político a cualquier costo, pero el pueblo hondureño ha sabido responder. A dos años del golpe, hemos avanzado en esta lucha”.

¿Qué salida proponen ustedes?

“Nosotros desde el momento en que nos organizamos, un día después del golpe de Estado, el 29 de junio del 2009, lo hicimos aglutinando toda fuerza opositora al mismo. Con el golpe vivimos en Honduras un régimen de facto, al margen de lo que es la Constitución de la República, que fue prácticamente derogada, de ahí que nuestra lucha en este momento en el país sea por volver al orden constitucional. Esta lucha permite hoy ir a un proceso de mediación, en el cual están participando los presidentes Hugo Chávez, de Venezuela, y Juan Manuel Santos, de Colombia, con Porfirio Lobo, para buscar una salida política a este problema.

“El FNRP presentó un documento al presidente Chávez que contiene cuatro puntos o demandas indispensables para la negociación. El regreso de los exiliados, encabezados por José Manuel Zelaya, el respeto a los derechos humanos, la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente y el reconocimiento del FNRP como organización política con la facultad de participar en futuros procesos electorales. En esa dinámica estamos en este momento y esperamos que pueda haber un acuerdo.

“Estamos dando a conocer en el exterior la realidad que vivimos y además podemos tener la solidaridad de los pueblos hermanos que conozcan nuestra causa”.

¿Siente el FNRP que ha consolidado la unidad política?

“En Honduras antes del golpe de Estado nosotros teníamos un movimiento social fuerte y organizado, pero después del estacazo, este movimiento se fortalece y nos permite organizarlo y articularlo en los 18 departamentos que tiene el país, y en los 298 municipios. Esto ha sido un trabajo constante en los últimos meses. El 26 y 27 de febrero pasados fuimos a una primera Asamblea Nacional ordinaria, con la presencia de unos 1.700 delegados, y en la que ya el FNRP elige su coordinación nacional, con una representación de todos los departamentos y los municipios.

Esa Asamblea consolidó la unidad, y nos hizo más fuertes; hoy nos respetan mucho más porque también incrementamos nuestra capacidad de convocatoria al interior del país”.

Barahona expresó finalmente el agradecimiento del FNRP por la solidaridad del pueblo cubano y su Revolución.