Noticias y la Muerte de Juan Gabriel Figueroa Tomé

Habla Honduras
10.Ago.09 :: Opinión

En las páginas de sucesos de los diarios amarillos se muestra la muerte en la ciudad de Choloma, de Juan Gabriel Figueroa Tomé, de 30 años de edad, obrero y miembro activo de la resistencia desde el 28 de Junio pasado.



Su muerte engrosa la lista de acciones violentas en una de las zonas más peligrosas del país y se confunde maliciosamente ocultando la esencia política del hecho. Juan Figueroa fue secuestrado por hombres armados la noche anterior, murió de un disparo en la nuca. No queremos tu moto, es por vos que venimos, le dijeron sus asesinos al momento de secuestrarlo según cuentan testigos que jamás declararán por miedo a tener un fin similar al del joven obrero. Si su asesinato no es político, el resultado lo es.

Una vez más los escuadrones de la muerte hacen uso del sicariato para crear terror entre la población organizada que se resiste a dejar su futuro en manos de una pandilla de criminales. Juan Gabriel Figueroa Tomé vivirá en el corazón del pueblo como un mártir más de la resistencia popular.

Las marchas de la resistencia continúan acercándose a las principales ciudades del país y piensan juntarse el próximo martes. Entre los rumores que circulan es que las Fuerzas Armadas buscarán boicotear el ingreso de las mismas levantando retenes y cerrando las carreteras principales. Si hacen eso, será una muestra más de la estupidez de un régimen que se ha lucido en disparatadas y desesperadas acciones.

En Tegucigalpa se realizó la jornada cultural de artistas contra el golpe de estado levantando la campaña para “Alfabetizar a la ministra de cultura”. Juntaron libros de primaria, cuadernos de caligrafía y demás material que harán llegar a las oficinas de la Secretaría de Cultura Arte y Deportes para mejorar la educación de la señora Mirna Castro.

Paralelamente a la jornada cultural, la asociación de reservistas marchó unas cinco cuadras desde el estacionamiento de Larach y Cia hasta la casa presidencial. Les dieron camisas nuevas con la consigna de “reservista defendiendo la democracia” a cambio de su compromiso fiel de sumarse al brazo armado del régimen en defensa de la soberanía y el “constitucional” gobierno de Micheletti. Las fotos de los paramilitares que adornan la primera plana de los diarios principales del país anuncia el nuevo ejército que hará uso el régimen, igual que lo hizo Mussolini con los camisas negras, o Hitler con los camisas grises. En muchas ocasiones dijeron estar dispuestos a irse a las armas si se intentaba cambiar el orden, la paz y la democracia que, según lo ven ellos, ahora es ejemplo para el mundo.

La policía anunció a los medios que iniciará acciones legales en la fiscalía contra los manifestantes que hacen uso “de una violencia desmedida” en contra de la institución que sólo busca cumplir con su trabajo. Monseñor Darwin Andino, obispo auxiliar de Tegucigalpa dijo en una entrevista a radio Globo, que los defensores de derechos humanos y los medios de comunicación alternativos no son objetivos en sus análisis y muestran una violencia que no existe en Honduras. El mismo día que mataron al joven del aeropuerto, dijo monseñor, ese mismo día en China se estaba matando a seiscientos manifestantes y no ve porqué levantar tanto escándalo en Honduras. Para monseñor, y para la policía, la culpa de las muertes y de la violencia en contra de los manifestantes la tienen los mismos manifestantes, “que se lo están buscando”, según han dicho cada quien con su propio léxico profesional.

El gobierno de facto de Honduras rechazó oficialmente reunirse con la comitiva de la OEA, según ellos porque su secretario general es non grato al estar parcializado producto de su ideología socialista que, como ha repetido Marta Lorena de Casco, no es de agrado de los hondureños buenos.

Siguen intentando, una y otra vez por los medios de comunicación, de explicar que en Honduras no ha habido Golpe de Estado y cada vez suenan menos convincentes. Elvin Santos busca ahora acercarse a Mel Zelaya y hace tibias condenas al golpe de estado mientras su partido le exige un rechazo más contundente. Adolfo Facussé acusa a las Fuerzas Armadas de haber cometido un gran error al sacar al Presidente del país y recomienda que se proceda legalmente con los responsables.

A principio de la semana Roberto Micheletti decidió hacer un acto público cambiando la bandera que ondea en el parqueo del palacio presidencial. En el parqueo vacío estaban las cámaras de televisión, la escolta privada del presidente y el señor Micheletti que daba un discurso carente de aplausos.

¡No pasarán!