Penal incendiado excedía capacidad en 213 por ciento

TR-Honduras
15.Feb.12 :: Noticias

El Penal de Comayagua en el que al menos 370 personas fallecieron este miércoles a causa de un incendio, albergaba a más de 850 reos, superando en 212,5 por ciento la capacidad del recinto carcelario.



Hace un año en Consejo de Ministros, el director de Centros Penales en ese país, Danilo Orellana hizo un llamado al presidente dictatorial Porfirio Lobo para que abocara a solventar la situación de casi una decena de penales se encuentran con sobrepoblación.

“Danilo Orealla dijo el año pasado en Consejo de Ministros al Presidente sobre la alerta roja que existe en los centros penales y le instó a hacer una inversión para crear nuevos centros que cumplan con requisitos de seguridad y de reformar a los reos” señaló el colaborador de la multiestatal.

Se transmitió al Ejecutivo la necesidad de “crear nuevos centros o anexos pero eso se quedó en papel y con este (Comayagua) ya es el tercer hecho trágico en Honduras”. Hasta el momento el gobierno dictatorial de Porfirio Lobo no ha efectuado un pronunciamiento en torno al siniestro.

La tragedia

Según las autoridades del Centro Penal de Comayagua, la cifra de muertos en el incendio asciende a 370 y hay decenas de heridos que fueron trasladados a varios hospitales. Se conoció que al menos 343 habrían sobrevivido al siniestro que se registró a las 22H50 locales del martes (04H50 GMT del miércoles).

De acuerdo a varias fuentes el incendio se generó luego de que varios presos quemaran un colchón en un intento de escapar de los golpes de los guardiacárceles, y ante el estado calamitoso de las instalaciones, las llamas se extendieron.

Los sobrevivientes fueron ubicados en uno de los patios del centro penal cuyo espacio físico es de unos 300 a 400 metros. “Varios de ellos presentan quemaduras y fracturas en manos, brazos y piernas por lanzarse de alguno de los pisos del penal” en un intento de salvar sus vidas, reportó teleSUR.

Centenares de familiares de los privados de libertad forzaron su ingreso al penal en medio de la desesperación por desconocer si los reos estaban con vida o no.

“Es una situación caótica” reportó el colaborador quien además señaló que la Policía Nacional y elementos militares “han disparado contra las personas que intentan romper los portones del centro penal de Comayagua” para saber de sus familiares.

En el lugar se encontraba además el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonillas quien tuvo que ser sacado por elementos de la seguridad hondureña en medio de los disparos que se suscitaron.

“Hay reportes de que están lanzando bombas lacrimógenas contra los ciudadanos que quieren saber si sus familiares están vivos o muertos” añadió el periodista.