Nuevo asesinato político contra compañera del Frente de Resistencia

25.Jun.12    Noticias
    ()

El domingo, en el sector de Altos de El Trapiche, al oriente de la capital, desconocidos a bordo de un vehículo con vidrios polarizados, sin placas, atacaron a balazos a una pareja de esposos militantes del Movimiento de Resistencia Progresista (MRP), cuando se desplazaban junto a otro pariente hacia su hogar.


Producto del atentado criminal perdió la vida la profesora Jenny Izaguirre, esposa del compañero Arturo Ramírez, encargado de Logística del MRP.

Ramírez fue operado y su estado de salud es grave. Un hijo de la pareja recibió un rozón de bala en una mejía, fue tratado y se encuentra bien de salud.

El atentado criminal fue calificado desde ya como crimen político por el doctor Marco Girón, miembro del MRP, debido a que no hubo secuestro o robo.

Girón relató que el compañero Arturo Ramírez fue llevado al Hospital Escuela con una herida en el abdomen que le provocó serias lesiones en el hígado y páncreas. El galeno relató que las víctimas se desplazaban en un vehículo propiedad de un pariente de la fallecida cuando de repente, a la altura de la colonia Altos de El Trapiche, fueron interceptados por un carro color negro que se les puso al lado para hacerles disparos.

El MRP está dolido por el atentado, la muerte de la profesora Izaguirre y las heridas del compañero Ramírez y su hijo.

“Una compañera de la resistencia ha sido asesinada frente a sus hijos, exigimos justicia, un basta ya a esta ola de violencia. Ellos venían de celebrar la salida exitosa de una operación de un pariente, cuando como a eso de las 8:35 PM fueron atacados”, lamentó Girón.

La posición del MRP, mientras no se demuestre lo contrario o se de otra información, es que este es un crimen político contra otro miembro más de la resistencia.

Saquean vivienda y roban documentación en vivienda en Olancho

De igual forma ese mismo domingo fue asaltada la vivienda del compañero Juan Ramón Flores, dirigente de la Resistencia en el departamento de Comayagua, los delincuentes únicamente robaron documentación y una computadora perteneciente a la Resistencia.

El afectado relató que sospechosamente no había vigilancia privada en el sector y que de la casa fueron saquearon 8 habitaciones.

Habían 50 mil lempiras, estaban visibles, buscaron en cada rincón, le dieron vuelta hasta lo último, es una forma de amedrentarnos, hay una persona detenida, estaba drogada. Hubo otro saqueo en la oficina, se llevaron la misma información que teníamos en la vivienda.

La familia se ha dispersado, están atemorizados, reclaman las medidas cautelares de la CIDH. La madre de Flores está enferma, la familia traumatizada.

Hace un año, en estas mismas fechas, Flores fue secuestrado y logró escapar milagrosamente de sus captores.