Nuevamente corre la sangre en el Bajo Aguán

Movimiento Unificado Campesino del Aguan (MUCA)
12.Ene.13 :: Comunicados

Dos campesinos del Movimiento Campesino Recuperación del Aguán (MOCRA), fueron asesinados la tarde de ayer cuando se dirigían a la comunidad la Salamá en las cercanías de un cementerio en Tocoa Colón.



Los ahora occisos son Luis Antonio Ramos Reyes (24) originario de la Comunidad de Tepusteca de Olanchito Yoro y Manuel Antonio Pérez de (27), del sector de Remolino de la Margen Izquierda del Río Aguán y padre de dos niños, ambos luchaban por una distribución equitativa de la tierra.

Al menos 600 familias campesinas se encuentran aglutinadas en MOCRA desde el pasado 20 de julio del 2012 iniciaron el proceso de recuperación de tierras en el Bajo Aguan, pero como represiva a estas acciones, han sido víctima de tres desalojos violentos causados por los aparatos represivos del Estado en confabulación con los terratenientes, dejando como resultado al menos 54 compañeros procesados por la lucha al acceso a la tierra.

Actualmente estas familias campesinas se encuentran en posesión de un área, que ha sido ocupada por el Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (CURLA), pero que ha estado abandonada por muchos años.

Lamentamos la ola de persecución, represión, secuestros y asesinatos en contra de campesinos y campesinas que lucha por el acceso a la tierra.

Responsabilizamos a los guardias de seguridad de los terratenientes, a la policía y al ejército en confabulación los terratenientes Miguel Facusse, René Morales y Reinaldo Canales, para perseguir y asesinar campesinos que luchan por la tierra, principalmente en el Bajo Aguan.

Exigimos la derogación del Decreto 117- 2012 de la Ley de Control de Armas de Fuego, por considerarlo selectivo ya que a través de este decreto se está protegiendo a los grupos armados aglutinados en las llamadas empresas de seguridad de los terratenientes, donde evidente la cacería de compañeros campesinos en esa zona.

Condenamos la apatía de los tres poderes del Estado, al mostrarse indiferente ante la ola de asesinatos y represiones hacia el campesinado hondureño, contradiciendo la misma Constitución de la República de Honduras en los artículos 344 al 350.

Exigimos la aprobación inmediata de la Ley de Transformación Agraria Integral, que fue presentada el 11 de octubre del 2011, por las organizaciones campesinas al Congreso Nacional.

Llamamos a los organismos nacionales e internacionales defensores de derechos Humanos, a que hagan acto de presencia de manera permanente en esta zona, para vigilar las constantes violaciones a derechos humanos y los asesinatos de campesinos.

No Somos Pájaros para vivir en el Aire, No somos Peces para vivir en el Agua, somos campesinos y campesinas que necesitamos vivir en la tierra.