Sábado 2 febrero: Asesinaron en menos de tres horas a dos campesinos en el Aguán

Movimiento Unificado Campesino del Aguan (MUCA)
03.Feb.13 :: Noticias

Grupos armados que operan al mando de los terratenientes en el Bajo Aguán, asesinaron hoy a las 4:00 de la tarde a Juan Pérez (41), quien era miembro del Movimiento Campesino Recuperación del Aguán (MOCRA), infiriéndole al menos cinco impactos de bala en el rostro.



Pérez quedó tendido en medio de la carretera, frente a la Comunidad El Tigre a unos 3 kilómetros de Tocoa cuando regresaba a su casa. Pérez era un campesino que madrugaba a labrar la tierra, para poder llevar alimentación a sus nueve hijos que hoy quedan sin padre, porque sicarios le quitaron la vida.

Tres horas más tarde asesinaron a Williams Alvarado de (23) en la comunidad de Taojica, quien era miembro de la empresa Flor del Aguan del asentamiento la Aurora, que pertenece al Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA).

La tierra en el bajo Aguan, está regada con la sangre de al menos 85 campesinos que han asesinado por la lucha al acceso a la tierra, sin hasta hoy haya algún responsable pagando por estos asesinatos.

Responsabilizamos al Estado de Honduras por la ola de asesinatos en contra de los campesinos en la Zona del Bajo Aguán, por ser incapaz de crear políticas públicas para terminar con la crisis agraria y alimentaria que vive nuestro país.

Condenamos la confabulación de los tres poderes del Estado por respaldar leyes como la Ley de Modernización y Desarrollo del Sector Agrícola que es contradictorio a los artículos 344 al 350 de la Constitución de la República y es la responsable de más de 308I campesinos procesados por la lucha por el acceso a la tierra, así como también de al menos 100 asesinatos en honduras.

Responsabilizamos a los guardias de seguridad, a policías, militares y grupos armados al mando de los terratenientes Miguel Facussé, René Morales y Reinaldo Canales quienes están asesinando a campesinos en el Aguán.

Hacemos un llamado a los organismos nacionales e internacionales defensores de derechos Humanos, a que hagan acto de presencia de manera permanente, para que puedan presenciar las constantes violaciones a derechos humanos y los asesinatos de campesinos.

No somos pájaros para vivir en el aire, No somos peces para vivir en el agua, somos campesinos y campesinas que vivimos de la tierra.