Al menos siete muertos y más de quinientos detenidos en las protestas

lahaine.org
03.Dic.17 :: Noticias

La población asegura que permanecerá en las calles hasta que se esclarezca el resultado de las votaciones. La capital sitiada por los manifestantes



Pese a que el viernes el régimen decretara la suspensión de garantías y el toque de queda en el país, las protestas y manifestaciones ciudadanas exigiendo transparencia al Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la urgente publicación de los resultados de comicios presidenciales del pasado domingo 26 de noviembre, las manifestaciones no cesaron.

La represión a las protestas de simpatizantes de la Alianza de Oposición se ha saldado con al menos siete muertos, decenas heridos y más de quinientos detenidos.

Según las autoridades, tres personas murieron tras haber sido hospitalizadas por heridas de balas policial, otras dos fallecieron sin recibir atención médica, a consecuencia de la represión en el municipio Choloma, en el norte del país. En Tegucigalpa dos personas fueron fusiladas por el ejército por no respetar el toque de queda.

Asimismo, más de 500 personas han sido arrestadas en las manifestaciones, aunque el régimen utiliza como excusa que fue “por saquear tiendas y agencias bancarias”, que en muchos casos efectivamente fueron destrozadas por los manifestantes aunque no se registran squeos masivos, y menos en bancos.

“Tenemos un estado de terror, más allá de un estado de sitio, con la suspensión de las garantías constitucionales, que se ha hecho y que durará durante diez días, se crea un ambiente de terror” aseguró Wilfredo Méndez de la Mesa Nacional de Honduras por los Derechos Humanos.

La capital de Honduras permanece sitiada por los seguidores de la Alianza de Oposición, quienes en muchos barrios y colonias no permiten la entra de las fuerzas represivas y siguen con sus protestas. La mayoría de la población no va a trabajar estos días, tan solo sale a hacer compras a mercaditos y pulperías. Pocos centros comerciales abrieron así como tiendas de servicio. La banca permaneció cerrada.

Cacerolazos y manifestaciones en Honduras al cumplirse segundo día de toque de queda

Este domingo, se inicia el segundo de los diez días bajo estado de sitio decretados por el régimen de Juan Orlando Hernández, con una movilización convocada por la Alianza de Oposición contra la Dictadura para las 11H00 (hora local).

Asimismo, durante el sábado, se llevó a cabo un masivo “Cacerolazo” en todo el país, que en algunos sectores incluyó el lanzamiento de fuegos artificiales y el canto masivo del himno nacional hondureño. Además, se registraron varias movilizaciones, incluso dentro de los horarios en los que rige la prohibición de circular por las calles.

El viernes, el TSE había asegurado que el sábado a las 9 daría a conocer los resultados de las votaciones. Sin embargo, nuevamente aplazó el escrutinio de los votos al no presentarse los repŕesentantes de la oposición, debido a que el régimen solo pretende escrutar las 1000 boletas faltantes, y no el total como exigen los seguidores de Nasralla.

En el departamento de Olancho, los estudiantes de la Universidad de Agricultura de Catacamas realizaron una caravana nocturna, en horas de toque de queda.

“El ilegal e injusto toque de queda que no es otra cosa que un golpe de estado contra las votaciones del pueblo que no quiere que continúe el actual presidente (…) No vamos a permitir que nos roben las elecciones, no vamos a permitir que un traidor a la patria se reelija”. afirmó Nasralla.

—-

Sábado 2 de diciembre: Régimen de Honduras suspende garantías constitucionales y aplica toque de queda en el país

El Gobierno de Honduras anunció la noche de este viernes la suspensión de las garantías constitucionales por los próximos diez días, la que incluye un toque de queda de 18:00 a 6:00. Esto, debido a las protestas tras las elecciones presidenciales, según señaló el secretario coordinador general del Gobierno, Jorge Ramón Hernández, a través de una cadena nacional.

El actual presidente del país y candidato oficialista, Juan Orlando Hernández, ratificó que la resolución entra en vigencia a partir de las 23H00 (hora local) de este viernes.

Por su parte, el candidato de la Alianza de la Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, publicó en su página de Facebook un video asegurando que la suspensión de garantías será utilizada para asentar el fraude electoral.

A cinco días de los comicios presidenciales, aún persiste el conteo de votos, generando una profunda tensión en el pueblo hondureño, quien no ha dejado de salir a las calles exigiendo transparencia en el proceso.

“A las organizaciones de derechos humanos, les pedimos que se mantengan viendo el proceso” dijo el dirigente social Christian Castillo. La población asegura que permanecerá en las calles hasta que se esclarezca el resultado de las votaciones ante el el posible fraude que denuncia la Alianza de la Oposición contra la Dictadura.

En ese sentido, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), David Matamoros, informó este viernes que el escrutinio especial de actas electorales será nuevamente aplazado para este sábado a las 9:00 (hora local), debido a la ausencia de las dos partes interesadas.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, fue uno de los primeros mandatarios de la región en manifestarse ante la grave situación que vive el país centroamericano.

“A casi una semana, ¿por qué EEUU y OEA mantienen silencio cómplice sobre elecciones en Honduras y la muerte de ciudadanos? La democracia peligra en un país hermano, Almagro y compañía no solo no se pronuncian, sino parecen mirar a otro lado”, expresó.

Al menos tres personas, entre ellas un menor, han muerto en la represión policial para sofocar las protestas desatadas por el fraude electoral.

“De las personas reprimidas tenemos tres muertos, entre esos un niño de 11 años”, comunicó el jueves el dirigente del Frente Nacional de Liberación, Juan Barahona (https://lahaine.org/oV1).

Telesur / La Haine


________________

Militares y policías reprimen en Honduras. Tras denuncia de fraude se desata protesta en todo el país

Giorgio Trucchi. Rel-UITA

Honduras nos duele. En su pasado reciente le tocó sufrir un golpe de Estado, persecución y criminalización de la protesta, asesinatos selectivos, saqueo de territorios y bienes comunes, corrupción e impunidad. Y ahora un fraude electoral que roza la desfachatez y que está llevando el país al borde de una grave crisis política y social.

Una parte importante de la población está en las calles, protestando por lo que considera un burdo fraude electoral orquestado contra el candidato de la Alianza de Oposición, Salvador Nasralla.

En 14 de los 18 departamentos del país se han realizado tomas de puentes, plazas, bulevares y carreteras, exigiendo a las autoridades electorales que respeten la voluntad del pueblo y dejen de estar manipulando los resultados.

El ejército y la policía han reprimido la protesta y ya se contabiliza un fallecido y varios heridos en la capital y otras ciudades del país.

Según los datos oficiales, con el 94,31 por ciento de las actas de las mesas electorales escrutadas, el candidato oficialista Juan Orlando Hernández supera a su contrincante de la Alianza de Oposición por unos 45 mil votos (1,5 por ciento).

A partir de este viernes, el Tribunal Supremo Electoral deberá realizar un conteo voto por voto de aquellas actas que fueron pasadas a “escrutinio especial” por tener algún tipo de anomalía.

Son más de mil actas que representan una carga electoral de casi 300 mil votos que favorecerían ampliamente a Nasralla.

Las misiones de observación de la OEA y la UE han insistido para que este escrutinio se lleve a cabo en presencia de todas las fuerzas políticas y los observadores internacionales para garantizar la máxima transparencia.

Esta decisión recoge una de las demandas de la Alianza de Oposición, la cual ha denunciado la introducción de actas adulteradas en el cómputo del Tribunal Supremo Electoral (TSE), así como eventos muy sospechosos como la caída del sistema y del servidor en diferentes ocasiones.

También la introducción en el sistema de más de 5 mil actas sin la presencia de representantes de los partidos.

El presidente impopular y su orden de reprimir

Nasralla advirtió que la Alianza no reconocerá los resultados que brindará el TSE si antes no se cumple con las demandas hechas para transparentar el proceso.
También condenó la represión contra simpatizantes de esta organización.

“Quiero condenar la represión de la cual están siendo objeto nuestros compatriotas a nivel nacional. La gente del gobierno ha infiltrado nuestras manifestaciones de protesta para generar violencia.

Pero aquí la violencia solamente la está generando el presidente de la república, porque está violentando la voluntad popular.

Solamente dos hondureños de cada diez están de acuerdo con él, el 80 por ciento quiere que se vaya”, dijo Nasralla en un mensaje difundido en las redes sociales.

Por su lado, la Convergencia contra el Continuismo emitió su tercera proclama, donde plantea como posible solución a la crisis que se ha generado el conteo físico acta por acta y la depuración y cotejamiento de actas del TSE con las de los partidos.

También propuso la abstención por parte de TSE de formular la declaratoria del ganador hasta haber finalizado dicho conteo.

“Estamos siendo víctimas de un robo y lo denuncio internacionalmente. Ningún país del mundo va a reconocer un triunfo ilegal.

Todos saben que la tendencia del 5 por ciento arriba de Hernández en el 70 por ciento de las actas es irreversible, y nos quieren hacer creer que con tan sólo el 30 por ciento que faltaba se invirtió la tendencia. Esto es matemáticamente imposible. Es absurdo”, concluyó Nasralla.